Neil Young y los Lynyrd Skynyrd, se querían o se odiaban ?


La eterna discusión sobre las letras de ambos y cuales eran dirigidas para el otro, la rivalidad entre Neil Young y el cantante de los Lynyrd SkynyrdRonnie Van Zant  parece que disminuyó con el tiempo, mira como en el último disco de los Lynyrd Skynyrd antes del accidente de avión donde Ronnie y otros miembros fallecerían, él esta usando una camiseta de Neil Young ”Tonight’s The Night”.

Well I heard mister Young sing about her
Well, I heard ole Neil put her down
Well, I hope Neil Young will remember
A Southern man don’t need him around anyhow


Ronnie Van Zant  con polo de Neil Young 

Las canciones que hicieron que Ronnie Van Zant se burlara de Neil Young fueron  “Southern Man” y “Alabama”  de los albunes After The Gold Rush y Harvest,

Ronnie resepondio en  “Sweet Home Alabama ” . 

Well, I heard Mister Young sing about her
Well, I heard ole Neil put her down.
Well, I hope Neil Young will remember
a southern man don’t need him around anyhow.

lsny

Estás son las partes de las canciones que mortificaron a los sureños de los Lynyrd Skynyrd 

“Southern man”

Better keep your head
Don’t forget
what your good book said
Southern change
gonna come at last
Now your crosses
are burning fast
Southern man  ( (Esto en alusión al Klu Klux Klan )

“Alabama”‘

Oh Alabama
Banjos playing
through the broken glass
Windows down in Alabama.
See the old folks
tied in white ropes ( KKK otra vez )
Hear the banjo.
Don’t it take you down home?

lynyrd-skynyrd-vanzant-tonights-joint.jpg

neil-young-lynyrd-skynyrd-t-shirt.jpg

Los Drive-By Truckers en 2002 en el album “Southern Rock Opera” escribieron el tema Ronnie and Neil y la letra no puede ser mejor :

And out in California, a rock star from Canada writes a couple of great songs
about the bad shit that went down
“Southern Man” and “Alabama” certainly told some truth
But there were a lot of good folks down here and Neil Young wasn’t around

Now Ronnie and Neil became good friends
their feud was just in song
Skynyrd was a bunch of Neil Young fans and Neil he loved that song
So He wrote “Powderfinger” for Skynyrd to record
But Ronnie ended up singing “Sweet Home Alabama” to the lord


SERVIDOS

Jimmy Page toca en 1974 con sus ídolos Crosby, Stills, Nash & Young

Los Led Zeppelin estaban como locos con los CSN&Y, ellos recibieron muchas críticas por el Zeppelin 3 y semi plagios como en down by the river., etc

En fin Jimmy siempre admiró y  “tomo prestada la música de Norteamérica ” y que importa, él es un genio que nos sigue dando satisfacciones como el Celebration Day que pronto estará a la venta.

En esta foto Jimmy Page se une a los Crosby, Stills,Nash & Young tocando en un lugar caleta cuando se junraton y tocaron en Septiembre del 74 en Londres …..

Jimmy Page se une a los Crosby, Stills,Nash & Young 

En el Quaglilino’s Restaurant de Londres tocaron dos temas : Vampire Song y On The Beach 

Neil Young con los Crazy Horse: Video “Walk Like a Giant”, adelanto del Psychedelic Pill

 Versión corta del nuevo sencillo de Neil Young con los Crazy Horse 

Neil Young nos presenta ‘Walk Like a Giant’, primer adelanto de “Psychedelic Pill”, su segundo disco de 2012 junto a Crazy Horse. Al igual que con  su disco “Americana”, Young va a ir presentando cada una de las canciones de “Psychedelic Pill” con vídeos realizados con material procedente películas antiguas. minutos. “Psychedelic Pill” será publicado el 30 de octubre.

Led Zeppelin se inspiran en canción de Neil Young para componer ….


Neil Young Down By The River


CSNY : Down by The River 

Los grandes Led Zeppelin para su disco doble : Physical Graffiti en la canción Down By the Seaside  se inspiraron en Down by the River  de CSNY.

 

Escucha los dos temas y es obvio, todo bien tremendos genios ……..

                     Led Zeppelin – Down By The Seaside

 

Neil Young : Enjuicia al biógrafo que contrató pero …..

 

Neil Young a base de puro nervio llegó a convertirse en el eslabón perdido entre Bob Dylan y los Rolling Stones. Hasta ahí lo llevó su obsesión por capturar la espontaneidad a partir de la primera toma, ya sea como ícono acústico o héroe eléctrico.

Prólogo de la biografía  Shakey  ” Think of me as one you’d never figured ” ….

 

Desde ahí queda claro que la biografía presentará al genio canadiense tal y como es,  Jimmy McDonough deja bien en claro que Neil va dejando cadaveres por su vida . Él como Dylan no miran para atrás y no toman prisioneros como Lou Reed siemplemente los aniquilan. 

Neil trató detener esta publicación alegando temas financieros pero papelito manda y el libro llegó a las tiendas. Personalmente lo recomiendo pero las primeras 100 hojas de su niñes deberías ser leídas al vuelo ya que ahí muchos se quedan y no acaban esta tremenda biografía.

 

Es francamente difícil de explicar qué es lo que llama más la atención en la inconfundible figura de Neil Young. Su forma de cantar lo que por momentos se vuelve maravilloso. Una voz que siempre respeta la armonía pero que jamás se aleja mucho del drama. Una voz que se desliza entre el suspiro y el susurro y aún así, logra más que los aullidos de casi todos los cantantes más pesados.

Pero, ¿qué pasa con la guitarra? Ocurre que jamás, repito, jamás, un instrumentista tan rudimentario como este canadiense, ha sabido convertirse en mito y ser, a la vez, el nervio motor de toda una generación.

Ya con la acústica Young era un referente histórico indestructible, codo a codo con el maestro Dylan, pero cuando cuelga de su espalda esa ruidosa Gibson Les Paul eléctrica.

Canciones como “Down by the river”, “ Powderfinger ” o ” Heart Of Gold ” Esas mismas que lo posicionan como uno de los más grande de los cantautores del rock, respetado por todos, desde los más viscerales punkies -recordar que el cita al Sex Pistol  Johnny Rotten en “Hey, Hey, My, My”- hasta las generaciones más jóvenes y “culturosas”, como los R.E.M, Pearl Jam o los Nirvana por nombrar sólo algunos.

Pero como se sabe, ninguna leyenda es tal si no cuenta con una biografía en estos tiempos de comercio descarado. Es así que apareció Shakey, biografía autorizada -aunque polémica- firmada por el periodista Jimmy McDonough, quien conoció a nuestro héroe en el año 1989 y después de varias idas y vueltas, en el 91 ambos firmaron un compromiso en el cual Young autorizaba a McDonough a comenzar con el trabajo y resignando toda posibilidad de meterle tijera a lo escrito, salvo en lo que tuviera que ver con los parientes más cercanos. Por su parte, el periodista debería donarle al músico el 25% de sus ganancias. Pero, siempre hay un pero, cuando llegó el momento de su publicación, el artista se negó a su publicación.

 

A raíz de esta molesta situación, el periodista llevó adelante una demanda de casi dos millones de dólares, pero se llegó a un trato que dejaba las cosas como al principio. Puede decirse que es un capítulo más en la larga cadena de contradicciones de Neil Young, pero que importa, si siempre hace lo que quiere en el momento en que quiere hacerlo.

 

Más allá -o más acá- de las eventuales frases duras, esta biografía cumple con la saludable premisa de testimoniar el caos, la grandeza, las contradicciones y los vicios diversos que han acompañado a su carrera.